Bienvenido a Verum News

Nuestro objetivo es dar voz a todas las personas y poner el mundo a su alcance.
Emprender en VERUM y obtener el 100% de las ganancias.

Comenzar

PITY MARTÍNEZ: CAMBIANDO CRÍTICAS POR APLAUSOS

El ex-Huracán disfruta hoy de su mejor momento desde que arribó al Millonario. No hace mucho sufrió duras críticas por parte de muchos periodistas e hinchas, pero logró revertir la situación, con la ayuda de un técnico que nunca dudó de sus condiciones.
PITY MARTÍNEZ: CAMBIANDO CRÍTICAS POR APLAUSOS

Sabido es que en el mundo del fútbol, y sobre todo en el argentino, la eficacia es clave. De eso viven tanto los técnicos como los jugadores, dado que el resultadismo ha invadido de manera innegable la mentalidad de la enorme mayoría de hinchas. Este no es un detalle menor para entender el porqué de la resistencia de muchos riverplatenses con respecto a Gonzalo Martínez, el 10 que llegó a River por cerca de 40 millones de pesos. Simplificando: si un jugador toma la pelota, gambetea a uno o dos rivales y luego termina mal la jugada, lo más probable es que no reciba aplausos, sino reprobación. Hablando de un gambeteador, lo más lógico es que la mayoría de las jugadas no terminen de la manera ideal. La gambeta, acción más que productiva, ya que es lógicamente el mejor recurso individual para sortear obstáculos, es también la más difícil de concretar. Si un jugador especialista en el desequilibrio individual logra terminar la mayoría de sus jugadas de la manera ideal, es muy posible que no dure mucho en un fútbol como el local y acabe más temprano que tarde en un grande de Europa. Y si las termina mal o no tan bien como se esperaba en un principio, algo le sucede a la gran mayoría de los gambeteadores de nuestro fútbol (alcanza con observar, por ejemplo, lo que le sucede a Pavón en Boca), recibirá murmullos, en el mejor de los casos. Esto le pasó también al Pity, a quien el grueso de la hinchada le había perdido la paciencia en 2016.

El hincha Riverplatense suele ser más exigente que el hincha promedio, y le exigió a Martínez, por usar la 10, que debía rendir mejor que el resto. Cuando él tomaba la pelota, las expectativas eran muy altas. No sólo por el número que de su camiseta, ni por el precio pagado por su pase, sino también porque River había intentado comprárselo a Huracán en varios mercados de pases. Sucedía entonces que, cualquier cosa que diferente de una actuación destacada, era una mala actuación, digna de reprobación. Cuando el Pity jugaba mal, debía aguantarse los murmullos, cuando jugaba bien se decía que "no estaba a la altura" y cuando jugaba muy bien que "era hora de que jugara al menos un partido en éste nivel".

Ahora bien: no es casualidad que Marcelo Gallardo haya insistido tanto para lograr que el mendocino se ponga la Banda, y tampoco faltaban razones para que sea casi un titular indiscutido en el equipo titular. Pues era un jugador clave aportando siempre algo distinto. No sólo asistió mucho, sino que también es el segundo volante más goleador en la Era Gallardo, teniendo por delante ni más ni menos que a Carlos Sánchez. Entre otras cosas, a él le hicieron el penal con el que River le ganó a Boca por 1-0 en Copa Libertadores.

El Pity tiene características que no abundan en el fútbol argentino. En su repertorio aparecen una gran capacidad de engañar rivales, una velocidad poco común que lo ayuda a desbordar, muy buena técnica (por algo pelea el Ranking Lírico de Líbero) y, lo más importante: mucha personalidad. Porque cuando las cosas van mal, en los momentos donde a otros la adversidad los supera, él no duda nunca en pedir la pelota para intentar de nuevo. Así lo hizo siempre y lo sigue haciendo.

Es lógico que, por más resistido que sea, cuando un jugador tiene condiciones, personalidad y además cuenta con el apoyo de su técnico y de sus compañeros, sea sólo cuestión de tiempo para que empiece a romperla. Y así sucedió particularmente en éste 2017 para Martínez, aunque su rendimiento ya estaba en una clara línea ascendente desde algún tiempo atrás (eso sí, sin encontrar regularidad). Este año, el Pity cambió esas críticas, esos murmullos, que a veces terminaban en insultos, por aplausos. Todos los jugadores se vieron claramente favorecidos por la vuelta al club de Ariel Rojas y el equipo se potenció. El ex-Huracán encontró además, mejores opciones para su juego: ya no estaba anclado en la banda izquierda, sino que muchas veces aparecía jugando por derecha, con el perfil cambiado. La rompió ante Lanús anotando un gol y siendo figura, y a partir de ahí, no paró más, teniendo puntos altísimos en su rendimiento, como aquél en La Bombonera, que será recordado por los hinchas durante mucho tiempo.

Hoy el 10 parece haber reconciliado definitivamente su relación con los hinchas, dejando atrás los momentos malos. Él mismo lo reconoció en entrevistas que está contento por haber revertido su situación y le agradeció a Gallardo, que siempre confió en él y que hasta llegó a decirle que prefería que encare y pierda la pelota a que se la dé a un compañero. Incluso, el Pity confesó entre risas que en su familia lo quieren más al Muñeco que a él. No es casualidad: el técnico, que lo mantuvo casi siempre entre los titulares, volvió a demostrar que sabe más que todos los hinchas, y que no hay nadie más indicado que él para tomar decisiones. Este es sólo un ejemplo más.

River Plate
Marcelo Gallardo
Gonzalo Martínez
Pity martinez
Futbol

¡COMENZÁ A ESCRIBIR AHORA!

Todos pueden formar parte de Verum. Creá tu cuenta y comenzá a compartir tus opiniones.

Comenzar
ARTÍCULOS RELACIONADOS
COMENTAR
  • SantiagoDelSel SantiagoDelSel 30 Mayo 2017 15:56

    "Hoy el 10 parece haber reconciliado definitivamente su relación con los hinchas, dejando atrás los momentos malos" Qué linda manera de arrancar algo único! Vamos Pity! Vamos River!

  • _soyderiver_ _soyderiver_ 30 Mayo 2017 17:19 responde a SantiagoDelSel

    Ojalá éste sea el comienzo de algo especial. Confío en que así será.

  • Theo Theo 30 Mayo 2017 14:48

    Grande pity ????

  • DiegoVillar DiegoVillar 30 Mayo 2017 14:24

    Le peso la camiseta al principio, nunca dude que fuera crack, pero el hincha millonario exije resultados rápidamente. Menos mal que el Pity y Gallardo, que tanto lo banco, le cerraron la boca a mas de uno

  • _soyderiver_ _soyderiver_ 30 Mayo 2017 14:48 responde a DiegoVillar

    Para mí su mayor problema estaba en la toma de decisiones en metros finales, algo que está mejorando. No creo que le haya pesado la camiseta, porque nunca fue de esos que se esconden, siempre pidió la pelota y se animó a encarar. Son opiniones, lo más importante es que hoy la rompe y es un jugador clave en el equipo.